Tácticas

No salgamos corriendo a modificar la circunstancia en lo exterior.

Veamos primero de mantener la tranquilidad en el interior, de no dejarnos perturbar por lo sucedido.

Entonces, desde ese sitio en el corazón, que ha resistido el golpe de lo acontecido, podemos iniciar algún movimiento fuera, para mejorar las cosas.

Texto propio del blog

Anuncios