Lo mejor que puedas

Un hermano había caído preso del nerviosismo y la inquietud.

No encontrando en sí los medios para serenarse, acudió a otros que en las cercanías, perseveraban en los trabajos y la oración.

–          ¿Qué te perturba hermano?

–          Me invade la amargura por los errores cometidos, por las oportunidades desaprovechadas, por todo lo que en mi vida he dejado a medio hacer.

Estas consideraciones repentinas me dejan enojado conmigo y sin fuerzas para hacer.

El futuro se me presenta incierto y pierdo la esperanza de mejorar.

–          Tú no eres lo que hiciste o lo que harás, sino el que ahora vive. Intenta actuar lo mejor que puedas ante lo que te reclama el momento.

Busca la  respuesta del corazón a la pregunta del instante.

Texto propio del blog

Anuncios