Mayor conciencia

Más le busco, más lejos me encuentro y más fuerte se hace entonces esa soledad, que no es la común que en algunas ocasiones, tiempo atrás, he sentido.

Es una soledad que no te lleva a buscar a nadie en este mundo, está en lo profundo allí en donde ni sé yo que lugar es, y sólo la puedo identificar como un ansia de Dios que no se sacia y me hace llorar, (como en este momento), el solo pensarlo.

Es como si en mi propia existencia faltase algo, un algo vital cuya ausencia me produce un vacío, una pena, una nostalgia. Toda alegría, y soy muy alegre, queda en la periferia de mí, esa nostalgia o soledad de Dios ocupa todo mi interior. Y me preocupa.

PADRE… ¿ SERÁ PORQUE MI ENTREGA AL SEÑOR ES DEMASIADO MEDIOCRE?? SIN DUDAS QUE HA DE SERLO PERO ANTES ERA MÁS MEDIOCRE Y ESTO NO LO SENTÍA.

Por una parte hermana, la práctica de la oración de Jesús lleva a una mayor conciencia de nosotros mismos; uno se da cuenta de la propia miseria de un modo nuevo y esto duele, pero es bueno y único camino hacia El Señor, la humildad creciente.

Esto acerca a las lágrimas y a un anhelo mucho mas fuerte. Pero insisto: En las primeras etapas suele ser una experiencia dolorosa. Conviene allí aceptar esta prueba y atreverse a ver el propio rostro de la Magdalena en nosotros.

Si me pregunta por la raíz de lo que le sucede, me atrevo a decirle que es el hecho mismo de estar en esta vida. Al crecer nuestra vida espiritual, (mérito del Santo Nombre) aumenta la percepción de la cautividad en la que nos encontramos bajo el peso de la materia y de los apetitos múltiples.

Aunque no sea grato percibir esta profunda soledad, es un buen signo de su progreso. Ha de limitarse a gemir interiormente el Nombre de Jesús cuando esta sensación le oprima.

El ansia del Amado, con quién usted se ha desposado mediante la consagración es legítima y santificante. Pero ha de esperar paciente su visita, que cuando llega transfigura y eterniza la relación.

¿Que puede hacer para facilitar la venida del Señor a su corazón? ¿Para que lo que ahora es nostalgia resulte en gozo sereno y profundo?

Debe servirle en cada momento. Debe actuar ante Su mirada para agradarle en todo. Debe, sencillamente, vivir para Él, sin desear nada para si.

Sé que no es fácil, pero es la verdad. La obediencia, el servicio, la oración, son medios excelentes que tiene vuestro carisma para llegar a Dios. No dude, no tema, no se pregunte mucho; solo repita el Santo Nombre y abrace la Cruz con amor.

Le saludo invocando a Jesucristo, fuente de misericordia.

Enviado por Hna. Mar de Betaña – de mails con Esteban –

 

Para escribir una consulta hacer click aquí

Anuncios