Juntando hierbas

Juntando hierbas

Hace poco terminó de llover y reina una bruma ligera. Todo reluce con colores vivos y destellos nuevos.

El monje abre despacio la puerta de la celda para no perturbar la armonía general, que aunque a veces sonora, es natural y  no desentona. Camina tranquilo por el sendero de grava y mientras pasa las cuentas observa las hierbas.

La oración le brota del corazón mezclándose con los pasos, aflora en la mirada y se traduce en el tacto leve que le da a las hojas, un trato cuidadoso. Un poco de menta, poleo, algo de burro y cedrón; las aromáticas destacan por el orden en que están dispuestas y con sus hojas van nutriendo el morral.

En un tronco bajo se sienta a descansar un rato, nota como le cuesta al cuerpo hacer trechos largos. Mira la senda que las hormigas han hecho debajo del pasto, como una calle techada, y fija la vista en el tronco del eucalipto que se le aparece igual que en sus años de novicio.

Después, retiene un momento la respiración, para volver a conectar con el corazón que se le extravió un momento entre tanta maravilla. Junto a la inspiración profunda viene amplificado el rumor del río y al soltar el aire irradia el Santo Nombre.

Es claro que nada percibe en falta, hay cierta saciedad en la plenitud de la atención. Se ha tejido una trama que no discrepa entre significado, gracia y libertad.

Texto propio del blog

________________________________________________________________________

La publicidad que suele aparecer debajo de los post no es propia de los autores del blog  sino de WordPress.com que facilita gratuitamente la plataforma. No recomendamos ni avalamos dichas publicidades.

________________________________________________________________________


Anuncios

6 pensamientos en “Juntando hierbas

  1. Hermoso es Contemplar las criaturas que Dios ha sembrado en la Naturaleza. A mí el Espiritu Santo me tiene recluido en una gran ciudad y por muchos intentos que hago, me lleva a esta mi celda, unos dicen que es mi edad, no se, es la voluntad de Dios, El sabra el porque, disfruto de los sin techo, de un perrito, de unos peces, de miles de objetos realizados por la mano del Hombre

    Recien meditado ha pasado ya un año, no creo que nadie lo lea, bueno JESUS me entiende

  2. Al leer la descripción del lugar y las hierbas me precía estar sintiendo el aroma de las mismas. Qué hermosa imagen para meditar en la paz y tranquilidad del lugar y la presencia del Hacedor de tantas maravillas. Bienaventurados los que pueden vivir fuera de estos bloques de cemento que nos rodean en las capitales. Cuánta necesida de esa paz. Hilda

  3. Sorprendente la nueva imagen!, quiciera poder estar en ese lugar, me encantaría poder estar en ese lugar y hacer alabanzas al Creador por todo lo que nos da, por favor si me indicas el lugar, país. Solo Díos puede crear estos lugares maravillosos, bendiciones

  4. Hola, celebro esta intención de renovación y nueva imagen, excepto la foto elegida, me hubiese gustado que “la huella” no fuera de un automóvil, sino, la del monje que describes a continuación.
    Con amor
    daniel

    • Hola Daniel, Cristo contigo. Si, el problema es hallar una imagen con los pixeles necesarios para ese espacio. Si la consigues envíala. Son 900 por 160 aproximadamente. Te saludo invocando a Cristo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s