Concentrar

Concentrar

Nuestra energía es limitada, al igual que nuestra capacidad de hacer.

Es preciso aplicar nuestro esfuerzo a unas pocas prioridades, evitando la dispersión de nuestra atención y por tanto de nuestras fuerzas.

Mientras nos encontramos distraídos, llevados en distintas direcciones por los estímulos, perdemos fuerza y posibilidades.

La oración de Jesús o la simple repetición del Nombre del Salvador debe ser nuestra primera herramienta de unificación. A través de ella reunimos las fuerzas del alma y las dirigimos hacia aquello que da sentido.

Texto propio del blog

Anuncios

2 pensamientos en “Concentrar

  1. A mí me ha pasado tantas veces que es como si me quedara sin agua, cuando gasto energías en preocuparme por cosas del mundo y esta lectura me ayuda mejorar y a centrarme más en EL Santo Nombre, gracias porque con tu experiencia nos ayudas a los que estamos en el mundo a seguir adelante dandole un aliento al espíritu.

  2. MI ESTIMADO HERMANO, TU ARTICULO ME PARECE BASTANTE REALISTA Y MUY ATINENTE PARA TODOS LOS QUE HEMOS DECIDIDO SEGUIR A JESUS. CUANTAS ENERGIAS Y CUANTAS FUERZAS GASTAMOS EN PROCUPACIONES Y COSAS DE POCO VALOR. LA ORACION DE JESUS DEBE DE CENTRARNOS EN LA PROVIDENCIA DE DIOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s