Primeras instrucciones

“Lo primero es acostumbrar la mente a la oración, reunirla en torno a un centro estable y permanente, al abrigo de la divagación suscitada por la variedad de estímulos.

Por eso, disminuir las actividades en el mundo es de ayuda al ser menor el bombardeo sensorial. Sin embargo, aún en el medio del mundo, puede construirse un ámbito interior de adoración perpetua.”

Extraído de “Entrenamiento espiritual” 1° parte

Anuncios

2 pensamientos en “Primeras instrucciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s